La Municipalidad de Viedma, a través de la Secretaría de Ordenamiento Territorial y Servicios Públicos, colocó rampas de discapacidad en más de 70 esquinas de la ciudad.

De esta manera, el Municipio continúa con acciones que garantizan la transitabilidad y accesibilidad de todas las personas.

Las rampas se suman a las ya colocadas en varias esquinas con edificios de atención masiva a los ciudadanos, como el del hospital, del IPROSS y otros.

Las obras significaron la reparación de aquellas rampas que se encontraban deterioradas, e incluyeron la construcción de nuevas en distintos lugares de la localidad.

La subsecretaría de Obras Públicas realizó un relevamiento previo a fin de identificar cuáles eran las esquinas donde las rampas existentes presentan inconvenientes, y aquellas donde no había.

La inversión municipal ascendió a 1.054.913 pesos.

Las rampas son de hormigón blanco de 7 centímetros de espesor, y tienen un ancho de 1 metro por 1,25.