La cementera Loma Negra anunció el cierre de su planta histórica de Sierras Bayas, un en partido bonaerense de Olavarría. Este año cumplió 100 años. Dos años atrás, tenía 100 empleados pero en la actualidad sólo hay 45, que prometen reubicar.

Con el cemento de la planta se construyeron las paredes del Congreso. En 2001, apagó los hornos y se dedicó a hacer molienda y despacho. Actualmente no puede sostener esa actividad.

“Hace 40 años atrás, llegaron a trabajar 1800 trabajadores. Las paredes del Congreso se hicieron con cemento de acá, el pueblo Sierras Bayas nació a la par de las cenizas de los hornos. Es un gran impacto social para toda la comunidad”, lamentó Alejandro Santillán, secretario general de la Asociación Obrera Minera Argentina (AOMA) de Olavarría.

(Minuto 1)