A la primera hora de la mañana, los trabajadores de la fábrica Zanella en Caseros encontraron la manzana rodeada de agentes de policía. Allí les entregaron el telegrama de despido a 75 operarios de la línea de producción.

A lo largo del año, la marca cerró las plantas de Mar del Plata, Cruz del Eje y, además, una reducción en San Luis. Esta vez, la planta ubicada en Juan Zanella 4445, despidió a más de la mitad de sus trabajadores.

Los operarios fueron todos despedidos y sólo quedan administrativos y personal jerárquico.

A principio de año, Zanella, una de las marcas líderes del mercado, tenía 500 trabajadores en todo el país, pero ahora solo quedan 50 en San Luis y otros 50 en el Conurbano bonaerense. Desde hace varios meses, los trabajadores cobran sueldos por semana, sin pagarle vacaciones y no cobraron aguinaldo.

(Diario Popular)